El paso del tiempo

Cuando soy consciente que ya he terminado otro curso en el Cossío, ya van para doce, y estoy ya al borde de las vacaciones, de repente me paro a pensar en lo rápido que pasa el tiempo.

Ayer dejé en el blog la canción de Fito y fitipaldis, Antes de que cuente diez, que habla precisamente de eso, del paso del tiempo y que hay que aprovechar hasta el último segundo. Hay que aprender de nuestros errores y seguir hacia delante. Me encanta especialmente la parte:

No voy a sentirme mal
si algo no me sale bien
he aprendido a derrapar
y a chocar con la pared
que la vida se nos va
como el humo de ese tren
como un beso en un portal
antes de que cuente 10.

He chocado tantas y tantas veces con paredes tan duras… y yo creo que ya poco a poco voy derrapando, ya que:

Puedo escribir y no disimular
es la ventaja de irse haciendo viejo
no tengo nada para impresionar
ni por fuera ni por dentro.

Me voy haciendo mayor y me doy cuenta, que sólo soy yo… 😉

This entry was posted in música, Personal and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.