Fin de semana en un balneario

Gracias a un bongo de Juan, este fin de semana, María, Jaime, Juan y yo nos hemos ido al hotel – balneario de Solares (Cantabria).

El hotel, un lujo. La habitación bastante espaciosa. Una cama enorme para los mayores, una supletoria para Jaime y cuna para María. ¡¡Además había sitio para poder moverse!! El desayuno rico, rico, rico… ;) Jaime tradicional a su vaso de leche con colacao y María ha picoteado de todo, chorizo, jamón serrano, queso, salchichón, lomo…Ah! y que no se me olvide su zumo de naranja. Juan y yo… hasta las trancas…

El balneario una gozada. Yo creo que quién mejor se lo ha pasado ha sido Jaime en el balneario infantil, donde no dejaban pasar a los mayores. La pena es que Juan y yo hemos tenido que hacer el circuito hidrópolis por separado, ya que María es demasiado peque para estos placeres, y alguien la tenía que cuidar. Pero aún así, un ratito para relajarse y descansar.

This entry was posted in familia, viajes. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>